Teniendo en cuenta los grandes adelantos científicos hoy contamos con modalidades de tratamiento como la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia y la hormonoterapia. El empleo de todas o algunas de estas modalidades en una paciente específica va a depender de lo avanzado que se encuentre el cáncer y de algunas características del tumor determinadas en la patología.

Cirugía: profesional idóneo: Mástólogo. De acuerdo al tamaño del tumor y al tamaño de la mama (seno) se podrán realizar cirugías conservando el seno (tilectomía, cuadrantectomía). En otros casos habrá necesidad de remover toda la mama pero se puede realizar una reconstrucción mamaria inmediata (nuevo seno).
Adicionalmente, en casos de cáncer invasor, es necesario extraer los ganglios linfáticos de la axila. En casos de tumores muy tempranos existe la probabilidad de no haber compromiso de los ganglios linfáticos, lo cual lo podemos determinar con la técnica del ganglio centinela, el cual si es negativo no habrá necesidad de remover dichas estructuras.

Quimioterapia: profesional idóneo: Oncólogo Clínico. Consiste en la aplicación de medicamentos vía intravenosa y algunos orales, con el objetivo de acabar con las células tumorales en la mama y aquellas que se encuentran viajando por todo el cuerpo, evitando así la aparición de metástasis (siembras) a distancia (huesos, hígado, pulmón).

Radioterapia: profesional idóneo: Radioterapeuta Oncólogo. Consiste en la aplicación de radiación sobre la mama y algunas veces sobre la axila, con la intención de realizar control celular a nivel del sitio de la cirugía (local) y evitar la reaparición (recaída) de la enfermedad. Dichas radiaciones se administran en dosis específicas que no producen daño a los órganos vecinos. Generalmente no produce efectos secundarios o complicaciones graves, en si es un procedimiento muy bien tolerado.

Hormonoterapia: profesional idóneo: Mastólogo, Oncólogo Clínico. Consiste en suministrar un medicamento vía oral o intramuscular, durante 3 a 5 años, con la intención de disminuir la probabilidad de recaída del tumor. No tiene nada que ver con la terapia de reemplazo hormonal para menopausia, hace referencia a medicamentos como el tamoxifen, arimidex, femara, aromasin, fulvestran. En terminos generales no produce reacciones adversas a las pacientes.